¿Qué es la energía eléctrica?

 

A diario utilizamos la energía eléctrica para prácticamente la totalidad de las actividades. La electricidad forma parte de nuestra vida, pero lo cierto es que sabemos muy poco de ella, de su producción y de lo que realmente es. En la naturaleza, esta energía puede verse en forma de relámpagos cuando hay tormenta.

¿Qué es la energía eléctrica?

Para empezar, y como es obvio, se trata de una forma de energía. Esta energía nace entre dos puntos con diferente potencial al conectarse mediante un material que sea conductor eléctrico. Entre ellos se establece entonces una corriente eléctrica que puede canalizarse para servir a diferentes propósitos, entre ellos transformarse en otros tipos de energía útiles, como luz, energía mecánica o energía térmica.

Para que el circuito eléctrico funcione, son necesarios varios elementos, desde el material conductor por donde ha de pasar la corriente eléctrica, hasta el generador encargado de impulsar los electrones dentro del circuito, el interruptor, y el elemento objetivo de dicha corriente de energía, por ejemplo, una bombilla.

Lo que hay que tener claro, es que la electricidad no se crea de la nada, siempre parte de otro tipo de energía, y tiene como fin llegar a ser otra energía diferente. De ahí que pensar en el concepto de cómo se crea la electricidad sea erróneo. La realidad es que la energía no se crea ni se destruye, solo se transforma. Lo que sí tiene una respuesta es cómo se produce la electricidad, y a ello trataremos de responder a continuación.

¿Cómo se produce la electricidad?

La producción de energía eléctrica tiene lugar en las centrales eléctricas. Estos lugares son los encargados de la generación de energía eléctrica a partir de diferentes materias primas, de las que se obtiene un tipo de energía que se transformará en electricidad a través de los procesos necesarios.

Tradicionalmente, la electricidad era producida casi en su totalidad a partir de la energía obtenida de materias primas no renovables, los combustibles fósiles. Todavía hoy son responsables de la mayor parte de la generación de energía eléctrica, pero cada vez surgen más alternativas sostenibles que pretenden luchar contra la contaminación y proteger el medio ambiente.

También es importante conocer el proceso por el que la electricidad llega hasta los puntos de suministro. Una vez conseguida la energía eléctrica en las centrales de energía, llega el turno de trasladarla hasta los puntos encargados de su distribución. Esta transmisión se hace a través de líneas de alta tensión colocadas por toda la red eléctrica, que se distribuye por todo el país.

¿Qué tipos de centrales de energía existen?

Las centrales de energía se clasifican en función de la fuente de energía primaria que utilizan para generar electricidad. Cada una de ellas tiene sus propias características y sus propias necesidades, por lo que no se puede generalizar su funcionamiento. Históricamente, las centrales más importantes eran las que utilizaban combustibles fósiles, carbón, gasóleo y gas natural, pero en la actualidad comienzan a ceder el puesto en favor de centrales basadas en las energías renovables, con todas las ventajas que esto tiene tanto para la naturaleza como para las personas.

Deja un comentario

Menú de cierre