Cambiar de compañía eléctrica una medida de ahorro.

 

Tras la liberalización del sector eléctrico, se separó el papel comercializador del distribuido, lo que permitió que el cliente pudiera decidir con qué compañía de luz quería contratar. El cambio de compañía eléctrica es una gestión muy fácil de tramitar, que puede realizar el cliente miso y no requiere abonar ningún importe extra.

Para encontrar la mejor tarifa de luz del mercado, lo más conveniente es recurrir a un comparador de ofertas eléctricas, que se encargue de buscar y determinar cuál es la más recomendable para cada cliente. Una buena tarifa de electricidad debe de tener las siguientes características:

  • No disponer de ningún tipo de permanencia
  • El descuento debe ser indefinido
  • La opción de contratar algún servicio de mantenimiento si lo requiere el cliente
  • Un precio económico para el consumidor

La tramitación del cambio de compañía eléctrica es gratuita, pudiendo efectuarse tantas veces como sea necesario, pero debe ser siempre el titular del suministro de electricidad el que se encargue de realizar la gestión.

Para cambiar de compañía eléctrica solo hay que llamar a la comercializadora elegida y tramitar una solicitud con el operador. Los documentos necesarios para ese tipo de tramitación son los siguientes:

  • Datos del titular del suministro
  • Dirección de la vivienda
  • Potencia eléctrica
  • Código Universal del Punto de Suministro (CUPS) que aparece en una factura anterior
  • Cuenta bancaria



 

Deja un comentario

Menú de cierre